lunes, 2 de marzo de 2009

MARATÓN BARCELONA 2009 (John Tussler reloaded)



Benidorm 2007

Mi primera media y allí estaba, prácticamente llegamos a meta codo con codo (él entró cuando el crono oficial marcaba 1:45:13 y yo lo hice 5 segundos después). Ni nos dirigimos la palabra ni nos cruzamos la mirada, pero su cara y su curiosa forma de trotar son de esas que nunca se olvidan. No sé muy bien el porqué pero han sido muchas las veces en las que esas imágenes han dado vueltas por mi cabeza.

Barcelona 2009

Mi primer maratón. Salimos de la Plaza de España, empezamos a subir por Sants, miro a un corredor con el que casi tropiezo a mi derecha y era él de nuevo, inconfundible, codo con codo en los primeros metros como hacía dos años. Troté unos minutos a su lado y, aunque no se dió ni cuenta, mi cara era un poema y la sonrisa la llevé durante un buen rato puesta de oreja a oreja. Esperaba verlo de nuevo cerca de meta, pero no pudo ser (acabo de ver la clasificación y entró en 5:05, una hora y cuarto después).

Se llama John Tussler y su cara es ésta:



(es el de la derecha ...y el de la izquierda no soy yo)

En cuanto a la carrera, no hubo muro, ni dolor, ni aprendí nada nuevo de mí que no supiera antes de correrla, ni la gesta tuvo nada de hazaña épica. Quizás por eso terminarla no fue más emotivo que lo pueden haber sido otras carreras más “discretas”, aunque de alguna manera siempre queda un sabor de boca muy especial al saber superada una de las pruebas con más leyenda.

Y ni puta gracia tuvo pasar a dos metros del cuerpo del irlandés en el preciso instante en que rebotaba en el suelo al aplicarle la descarga con el desfibrilador, ni puta gracia …creo que ese fue el único momento de la carrera donde un escalofrío me recorrió de pies a cabeza y casi se me saltan las lágrimas, no en la llegada a meta.



3 comentarios:

santipalillo dijo...

Lo siento por Colin, no sabía que hubiera muerto nadie en Barcelona.

Lo de Tussler si que es curioso, nos quedamos con caras que no se olvidan, a mi me pasó lo mismo con un corredor catalán que corría con un palillo entre los dientes y me lo encontraba por todas partes, tenía setenta y pico de años pero no se perdía una.

Enhorabuena por tú maratón, no por ser el primero, aunque también, sino por todo lo demás.

CoRRoeNCoRVaDo dijo...

...debe ser eso que llaman "la recurrencia del corredor de fondo" :-)

Gracias Santi.

el cornijal dijo...

Menos mal que mas aclarao lo del de la izquierda, por poco me desapunto de correr, pensando en lo estropeao que te estabas quedando.
Pensaba yo... joer lo que estropean los cacahueses.

Bueno pal otoño espero hacerme alguna mitja. dew